Estudio de PSA (Antígeno Prostático Específico)

¿QUÉ ES EL PSA?
Es una proteína producida por las células de la glándula prostática, que participa en la disolución del coágulo seminal.
Su producción depende de la presencia de andrógenos y del tamaño de la glándula prostática. Prácticamente es una proteína de síntesis exclusiva en la próstata.
La próstata es una glándula que sólo existe en el varón y que abraza a la uretra por debajo de la vejiga. Se encarga de producir sustancias, muchas de ellas necesarias para la producción del semen.

¿CUÁL ES LA UTILIDAD DE LA MEDICIÓN DEL PSA EN SANGRE?
Es un marcador tumoral de cáncer de próstata, útil tanto para el diagnóstico como para el seguimiento del tratamiento.
1- Detección de cáncer de próstata y su diferenciación de la hiperplasia prostática benigna:
Los resultados de este estudio se deben evaluar junto con el tacto rectal y/o la ecografía prostática transrectal.
Si los resultados de una de estas pruebas son dudosos o anormales, se deberían realizan pruebas adicionales (PSA Libre; Cociente Libre/ total (CLT), etc). Su utilidad es detectar la enfermedad en una etapa más temprana.
2- Seguimiento de tratamiento de cáncer de próstata:
Si el paciente ha recibido tratamiento para cáncer de próstata, el nivel de PSA puede mostrar si el tratamiento está funcionando exitosamente o si la patología ha reaparecido. Con frecuencia, en estos casos, los niveles de PSA se elevan antes de que haya cualquier síntoma. Esto puede suceder con meses o años de antelación y permiten mejorar el tratamiento.

EL PSA NO ES UNA HERRAMIENTA INFALIBLE.
A veces, estas pruebas pueden presentar resultados anormales incluso cuando el paciente no tiene cáncer de próstata (falso positivo), o resultados normales aún cuando un hombre sí tiene cáncer (falso negativo).
Algunas situaciones que pueden causar una elevación en los niveles de PSA:
• Edad: los niveles de PSA normalmente aumentan con la edad, aunque no se tenga anomalía en la próstata.
• Una próstata agrandada: afecciones como la hiperplasia prostática benigna (BPH), que es un agrandamiento no canceroso de la próstata que afecta a muchos hombres con la edad.
• Prostatitis: infección o inflamación de la glándula prostática.
• Infección urinaria.
• Ciertos procedimientos urológicos: como el tacto rectal, exámenes recientes en la vejiga (cistoscopía) o próstata (tacto o biopsia) y el uso reciente de sonda vesical.
• Eyaculación o relaciones sexuales recientes: esto puede causar un aumento en el nivel de PSA por un periodo de tiempo breve.
• Andar en bicicleta: posiblemente porque el asiento ejerce presión en la próstata.
• La ingesta de alcohol.
• Ciertos medicamentos: tomar hormonas masculinas, como testosterona.
Algunas situaciones que pueden causar una reducción en los niveles de PSA (aún cuando el paciente padece cáncer) y necesitan ser informadas a su médico:
• Obesidad.
• Inhibidores de la 5-alfa reductasa: ciertas medicinas usadas para tratar la hiperplasia prostática benigna o síntomas urinarios, como finasteride; dutasteride.
• Antiandrógenos: nilutamida, flutamida y bicalutamida.
• Mezclas de hierbas: usadas como complemento alimenticio, también podrían ocultar un alto nivel de PSA.
• Estatinas: algunos estudios han relacionado el uso prolongado de medicamentos para reducir los niveles de colesterol, conocidos como estatinas, con niveles más bajos de PSA.
• Diuréticos tiazídicos: los diuréticos tiazídicos, como hidroclorotiacida
(HCTZ), que a menudo se usan para tratar la hipertensión arterial.

¿A QUIÉN SE LE SOLICITA EL ESTUDIO?
A hombres de 50 a 69 años, que presenten o no algún factor de riesgo.
• A hombres de 40 a 49 años, que tengan una probabilidad más alta de padecer cáncer de próstata, debido a un antecedente familiar de cáncer de próstata (especialmente un hermano o padre).

Sumate a nuestra comunidad!

Suscribite a Diagnóstico Maipú

 

Tus datos están en buenas manos.

¿Estás buscando algo en especial?

Maquetado: Super Diseño Web